Junio

La Maternidad de Klimt
17 noviembre, 2016
EL JARDÍN DE LAS DELICIAS
17 noviembre, 2016

Junio

Fue en 1996, en la revista de arte FMR, la primera vez que me encontré con ”Flamante Junio”, obra del entonces para mi desconocido pintor del siglo XIX Frederic Leighton.
El primer impacto que recibimos de dicha obra es su intenso color rojo anaranjado que llena prácticamente todo el lienzo. Pero lo que realmente me inspiró para realizar este relieve fue el tratamiento casi escultórico que Leighton imprime en sus telas, como estas a su vez aportan volumen al cuerpo de la mujer. No sorprende el aspecto marmóreo que da a sus modelos ya que además de pintor fue considerado como uno de los nuevos valores de la escultura británica de su época.
Como escultor, para mi ha sido un gran aprendizaje realizar con el palillo de modelar las mismas telas, los mismos pliegues que Leighton creó con su pincel. Un  trabajo laborioso en el que uno se recrea e interioriza el comportamiento de los delicados tejidos al caer sobre la piel. Pero quizá la parte más difícil, la que requirió de mayor inspiración y sensibilidad fue plasmar la serenidad que refleja la relajada actitud de la muchacha, serenidad que partiendo del rostro inunda todo el relieve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies