Salomé

811,80

Klimt vuelve a interpretar dos de sus alegorías, Judith y la esperanza, en un nuevo estilo aunque el tema sea el mismo. En Judith II (1909), el tema todavía se confunde más, como ya ocurrió en Judith I, con la historia de Salomé que tanto gustaba a los simbolistas contemporáneos a él. Esta vez la expresión de Judith es mucho más agresiva, mujer fatal pero decadente, con las manos como garras que atrapan a su presa, la cabeza relegada a la misma posición que en su primer cuadro. Ya no hay sensualidad, más bien la maldad de una mujer seductora.

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Relieve en Alabastro Moldeado. Policromía al óleo. Marco de madera dorada con pan de oro. Pátina antigua.
Autor: Enrique Orejudo Alonso

Información adicional

Peso 15 kg
Dimensiones 108 × 50 × 15 cm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies